Publicado: 20 de Agosto de 2016

 En algunos lugares, que el día de la boda llueva, es considerado como un buen augurio, ya que les dará muy buena suerte a la pareja. Si un hermano de los novios les arroja flores significa que los está ahuyentando de las malas vibraciones.

En algunas ceremonias africanas, era de buena educación el decirle a la novia “Espero que tengas 12 hijos con él”

 En los antiguos tiempos bíblicos, los zapatos eran considerados como una manera de transmitir autoridad y jerarquía puesto que te subían por encima del suelo, además de ser una manera de difenciarse de los esclavos que iban descalzos. Por aquellos entonces, era costumbre regalar al novio un par de zapatos como símbolo de estatus social.

 En Gran Bretaña, era considerado como acto que traía buena suerte, el besar a un deshollinador el día de la boda. Se creía que este tenía poderes especiales cuando limpiaba las chimeneas, limpiando también los espíritus malvados.

 En Afganistan, cuando un hombre quiere casarse con una mujer, le corta un mechón de pelo y la tapa con una manta para señalarla como su esposa.

 En algunas sociedades de América central, poner una lengua seca de tortuga en la puerta de tu amada era una manera de persuadirla para que se casara.

 En Thailandia, la tradición de que los futuros marido y mujer no se vean antes del casamiento se lleva una paso más allá; La casa de la novia se cierra al novio, hasta que éste ofrezca dinero para entrar.

 Algunos puritanos prohibieron los anillos de bodas puesto que los consideraban algo material y superfluo.

 En varios países, un vestido de novia amarillo se consideraba como una intención de engañar a su marido por parte de la novia.

 En Grecia, se creía que metiendo un terrón de azúcar en el vestido de la novia, traería dulzura a la vida de la futura pareja.

 En Irlanda, atan una gallina a punto de poner huevos a la cama de los novios para que les ayude en su fertilidad.

 En Korea los patos son símbolo de buena suerte para las bodas. Al ser animales que están juntos de por vida, un regalo muy típico son dos figuras de patos para la nueva casa de los recién casados.

 En algunas culturas orientales hacer 1001 grullas de papel blanco es símbolo de buena suerte para la pareja.

 En India casarte al lado de un árbol es considerado como un acto que traerá buena suerte y protegerá a los novios.

 El número medio de invitados a una boda es de 175 aproximadamente.

 Una crencia muy peculiar la tenemos en Siberia, dónde se cree que si no te casas, cometes un pecado tal que tu alma se quedará en la tierra y asustará a los vivos.

 En promedio las bodas por la tarde suelen ser más costosas que las que se realizan matinalmente.

 Casi un 50% de las parejas prometidas, planean juntas la boda.

 La reina Elisabeth II tenía doce tartas para su boda, y la que ella cortó medía casi 10 pies de ancho.

 Junio, Septiembre y Mayo son los meses más populares para casarte.

 En la antigua cultura oriental, las cejas se consideraban como una potente herramienta de seducción, y es por esto que el día de la boda se afeitaban por completo las cejas de la novia para que no atrajera a ningún hombre.

 Antiguamente, el anillo se colocaba en el dedo corazón izquierdo, en vez del anular, debido a la creencia que las venas que de allí salían iban directas al corazón