Parados y personas con trabajos precarios, familias con dificultades para hacer frente al pago mensual de la hipoteca... El panorama social ha cambiado en los últimos años. Aunque ya se habla de que bancos y cajas de ahorro vuelven a conceder créditos al consumo, se miran con lupa las cuentas del solicitante. Y, en medio de estas restricciones, el empeño de bienes se ha convertido en una alternativa para que muchas familias obtengan cierta liquidez. Además del tradicional, hay innovaciones, como la posibilidad de dejar el coche en prenda. Pero, como se detalla a continuación, a veceslas empresas que ofrecen este servicio guardan una estrecha relación con las empresas dedicadas a la concesión de créditos rápidos, por lo que conviene estar alerta.

¿Quién empeña su coche?

Entre los clientes de estas casas de empeño no parece haber un perfil definido. Aunque en principio recurrían a esta fórmula sobre todo inmigrantes que perdían su trabajo, figuran también personas que antes disfrutaban de una posición económica media-alta. La motivación de unos y otros es la misma: conseguir dinero con rapidez. A esta práctica recurren las personas físicas, junto con algunos autónomos o empresarios de pequeñas y medianas empresas que necesitan liquidez urgente. La explicación, como indica un directivo del sector, radica en que es el pequeño y mediano empresario quien más dificultades tiene en los tiempos que corren: pagar nóminas, hacer frente a las letras y a los vencimientos de los créditos, etc.

A esta práctica recurren tanto particulares como propietarios de pequeñas empresas con problemas de liquidez

El único requisito para poder empeñar un vehículo es ser el propietario del mismo, ya sea un coche, una moto o un barco. Ésta es la norma general, aunque hay matices: ¿se puede empeñar cualquier coche o tiene que tener unas características especiales? En líneas generales, se puede dejar en depósito cualquier coche, siempre que tenga menos de diez años de antigüedad. No obstante, en la mayor parte de las operaciones, son coches de gama alta, como BMW, Audi o Mercedes, así como vehículos todoterreno.

Cómo empeñar el coche

El proceso para empeñar el coche puede variar en función de la empresa especializada con la que se negocie, pero en general el funcionamiento de la operación tiene las siguientes características:

  • ¿Qué tanto por ciento del valor del coche obtiene el dueño? Depende de la tasación del coche y del estado de conservación y uso. Una de las empresas que opera en el sector declara que se presta al cliente entre un 40% y un 50% del valor del coche, con unas comisiones del 20% cada 45 días. Es decir, si el vehículo está valorado en 24.000 euros, el cliente puede conseguir unos 5.000 euros. Si quiere recuperar el vehículo tendrá que sumar a esos 5.000 euros un 20% de comisiones cada 45 días. No es habitual realizar operaciones por un valor inferior a 1.500 euros.

  • La tasación la realiza un tasador de la propia empresa, quien se ocupa de valorar la cantidad de dinero que se le puede prestar a cada persona por su coche. En otras empresas se utiliza como referencia el valor marcado en el Boletín Estadístico de Vehículos de Ocasión del trimestre en vigor. Es una lista de valoraciones por marcas, vehículos y edad elaborada por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, publicada desde 1996.

  • El tiempo que dura el crédito depende de la negociación que se realice en cada caso, pero lo más habitual es que se firme por periodos de tres meses.

  • Además del interés, el cliente debe hacer frente a unos gastos de gestión, que dependen de la tasación y el dinero prestado.

  • Algunas empresas solo realizan operaciones de empeño con vehículos que están pagados por completo, mientras que en otros casos éste no es un requisito imprescindible.

  • El límite de edad del vehículo con el que se realiza este tipo de operaciones es de diez años como máximo, por regla general.

  • El solicitante debe aportar toda la documentación en regla y en vigor, ficha técnica con I.T.V. al corriente, permiso de circulación, impuesto municipal al corriente de pago del año vigente, y documentación acreditativa de la propiedad, ya sea física o jurídica. También se tienen que entregar los correspondientes libros del vehículo y sus juegos de llaves.

Otras consideraciones

  • Si pasado el plazo establecido para devolver el crédito la persona no está en condiciones de hacerlo, es posible una renovación del crédito. ¿En qué condiciones? Son muchos los factores que las determinan, pero los principales son la valoración de la solvencia de la persona que lo pide y la cantidad de dinero que debe devolver. Según señalan en una empresa del sector, el 90% de los clientes vuelve por el coche, pero más tarde de lo previsto, por lo que deben pagar más intereses de los planeados en un primer momento.

  • ¿Qué ocurre con el coche si la persona manifiesta la imposibilidad de devolver el crédito? Se intenta hablar con el cliente para proponerle una solución, que en su mayoría se consigue. Desde la empresa Empeña tu coche se indica que, pasado el tiempo estipulado en el contrato, el vehículo se vende a un profesional y ya no hay opción de recuperarlo.

  • También cabe la posibilidad de cancelar la devolución del crédito antes del plazo establecido. En estos casos, no es habitual que haya costes añadidos por devolverlo antes de tiempo.

  • El tiempo que se tarda desde que una persona se dirige a la entidad para empeñar el coche hasta que consigue el dinero depende del que empleen los tasadores en realizar la valoración. No supera los dos días de espera, el tiempo necesario para obtener el informe de Tráfico. Nunca se hacen informes sin verificar la documentación completa y sin haber visto el vehículo físicamente o mediante fotografías actuales (en el caso de que estén en otras provincias

- See more at:

http://www.consumer.es/web/economia_domestica/sociedad-y-consumo/220579.php#sthash.AlvvQbti.dpuf

Publicado: 6 de Agosto de 2016